Diciembre 2015. Actualmente el servicio no está activo

Por motivos personales no podré dar servicios en los próximos meses. Lamento las molestias.

No regales un perro en Navidad

Se acercan las fechas navideñas y con ellas el comienzo de las compras de regalos para familiares y amigos. De hecho, aquí en Madrid ya se pueden ver colocadas las luces de Navidad en las calles. Cada año más pronto, sí 😛

Una de las “cosas” que la gente suele regalar en Navidad (y en cumpleaños, aniversarios, etc.) es un perro.

El resúmen de nuestra opinión es que, por favor, no lo hagas. Tener un perro en estas condiciones aumenta las probabilidades de abandono del animal. Si estás seguro de que la persona quiere tener un perro y está preparada para asumir la responsabilidad de cuidarlo, no compres perro, adóptalo.

perros en navidad

Cuidar a un perro implica un compromiso de por vida con tu nuevo compañero

Las probabilidades de abandono aumentan porque cuidar a un perro implica un nivel de compromiso, paciencia, dedicación y responsabilidad que mucha gente a la que de repente un día le traen un perro a casa sin avisar, ni tan siquiera se ha planteado.

Traer a la familia a un perro es una decisión importante que no se debe tomar a la ligera. Estás integrando en tu vida a un compañero que estará a tu lado durante los próximos 12 – 15 años, para lo bueno y para lo malo.

Lo bueno es la compañía, el cariño, la diversión y lo gratificante que es cuidar a un perro. El amor que trae a tu vida un peludillo de 4 patas es impagable, y bajo nuestro punto de vista, muy saludable para mantener un corazón feliz.

Lo malo es sacarlo a pasear todos los días llueva o haga 40º en la calle, estés enfermo o muy ocupado para hacerlo. Que te cause problemas en casa ladrando cuando no estás, rompiendo tus cosas porque se siente ansioso… Que no puedas ausentarte unos días sin tener que preocuparte de dejar a tu perro en buenas manos

Piensa en el bienestar del perro antes que en lo alucinante que puede ser el regalo

Date cuenta que estás regalando una vida a otra persona, y con esa vida la responsabilidad de cuidarla y darle todas las atenciones que necesite para que esté sano y feliz.

Nosotras como canguros canino, hemos tenido casos de gente que tiene un perro pero en realidad no lo quiere, que fue “un regalo” y lo único que ve son las “molestias” que le causa tener a la mascota.
Es triste ver pasar por nuestra guardería a esos perros y al cabo de un tiempo enterarte de que han sido regalados a otra persona porque en su primer hogar no los querían.

Seamos responsables con nosotros mismos y con los animales, se merecen estar en una familia donde realmente se les quiera y les proteja por el resto de sus vida.

 

Aprovecho para recordar con gran cariño a mi fiel compañera, Maneta, que estuvo a mi lado durante 16 años y se apagó hace unos meses cansada de estar en este mundo, pero hasta el último segundo rodeada de sus seres queridos.

Maneta

Maneta

 

Photo Credit: Christina Welsh (Rin) via Compfight cc.

Archivado en: Cuidar a tu perro