Diciembre 2015. Actualmente el servicio no está activo

Por motivos personales no podré dar servicios en los próximos meses. Lamento las molestias.

Sobre ellos y los paseos

Los perros son animales carnívoros y domésticos, descendientes de los lobos en su versión más adaptada a la vida humana.

Son apreciados por nosotros como animal de compañía por tener la suficiente inteligencia para aprender y vincularse con su dueño.

En su manera más natural, son animales que usan guaridas desde cachorros por lo que su adaptación en el hogar es buena, pero no nos podemos olvidar de que se trata de animales curiosos, de buen oído y olfato. Esto hace que sea necesario para ellos salir, descubrir olores nuevos, sentir la hierba, la arena, la naturaleza… No hablan y son poco exigentes, pero si queremos una compañía feliz, tenemos que tratarles como se merecen y con un poco de dedicación podemos hacer de estos canes compañeros ideales.

La caminata es muy importante para los perros, ellos aprenden, experimentan acerca del mundo y les mantiene en su habitat natural. Hay que dominar el paseo para que el perro se relacione con nosotros a un nivel primario y así mantener su atención dándole la oportunidad de salir de la rutina que es ‘estar en la guarida’ de la manera más sana y agradable.

Los animales aman explorar el entorno, oler, oír, relacionarse…, al fin y al cabo ellos ‘viajan’ usando sus propias patas, esto hace que el paseo sea algo fundamental para su vida. Por lo general, nos encanta andar con nuestro perro, pero no con uno que no podemos controlar o que sale demasiado nervioso por el exceso de horas en casa, esto lo convierte en indeseable. Por ello, es fundamental que el paseo nos permita una conexión entre el paseador y el perro lo que hace que éste se comporte de forma equilibrada y esté más sosegado y saludable.

No es necesario excitarle con largas y rápidas carreras con intención de saciar su nivel de energía, siempre viene bien hacer algo de ejercicio y correr como ha ellos les encanta, pero con pasear ya le estás dando lo que necesitan, esos momentos tranquilos donde  encuentran y desarrollan su más profundo instinto.

Todos los perros, incluso los dormilones y tranquilos, necesitan estas sesiones ya que su sosiego  no elimina sus instintos.